Actualmente:

-Anime en proceso: Uta no Prince-sama
-Mangas en proceso:
-Kuroko no Basket
-Suki-tte ii na yo

domingo, 29 de julio de 2012

Review Bleach 502

¿Cómo estamos, criaturitas del señor? Yo por mi parte sumida en una profunda depresión desde el miércoles después de leerme el capítulo 502 de Bleach. 
¿Que por qué estoy tan deprimida? Lo sabréis después de leer esto, criaturitas mías. Este capítulo de ninguna de las formas podría dejarte indiferente si eres mínimamente fan de Bleach, y si eres un/una adict@ como yo, ¿os apuntáis a ir a destruir poblados por el mundo adelante para descar nuestra ira y pena? :) Voluntarios menciónenme en twiter, plis. 

Procedamos con la preview:


La primera imagen que nos ofrece este capítulo es devastadora. Byakuya, herido de gravedad por su propio bankai, previamente robado, sin poder si quiera tenerse en pie, cubierto de sangre y con una clara mueca de dolor en su pálido y hermoso rostro. El Lánguido intento de Visual Kei, que es como yo llamo a Äs Nod, así para acabar de hundirlo y pisotear bien su orgullo, le suelta: "Es obvio, no hay manera de que tu shikai pueda ganarle a tu bankai"        
Lo siguiente que nos muestran es a un Renji furioso lanzándose sobre Nod con toda su ira al tiempo que grita:

¡¡Un bastardo como tu no es digno de usa a Senbonzakura!!





Así me gusta, !!defiende el honor de tu capitán!!, que bonito <3 <3 <3

Rukia, quien antes había tenido el presentimiento de que su Nii-sama estaba en peligro, reacciona y echa a correr hacia donde se supone que está su hermano, guiada por su ya probablemente débil reiatsu. 
Entonces el enemigo con el que estaba luchando le pide que no le subestime dándole la espalda en medio de una batalla. 

Entonces pasa esto: 
Esa es obviamente la sangre de Rukia, quien al dar la espalda a su enemigo por querer ir a salvar a su hermano mayor, empeoró mucho pero que mucho su propia situación, cosa que probablemente (hipótesis mía) hiciera que Byakuya notara una perturbación en su reiatsu y perdiera por completo los nervios. 

En la otra punta de la Sociedad de Almas, Renji sigue luchando contra Äs Nod ,y no parece estar ganando. Por eso, Byakuya, tan genial como es él, no pudo permitir que su teniente fuera herido por su enemigo.
Por eso, se levanta y ataca suicidamente con su shikai al quincy.



El resultado, este:

Nöd reacciona lanzando sobre él todo el poder de Senbonzakura Kageyoshi, corre la sangre. Se ve el brazo arrancado de Byakuya en el suelo, su cuerpo cayendo inerte, Renji suplicando que se detuviese....

Fue en ese preciso momento en el que yo empecé a gritar y maldecir todo lo maldecible, y lo no maldecible también. No quería ni pasar la página. 
Estaba en un completo estado de shock del que no salía ni quieriendo. 
Al final hice de tripas corazón y pasé a la siguiente página. 

Renji se disponía a asestar un golpe al enemigo con todas las fuerzas que le quedaban.                                                                                    Pero...                                                   Un par de grandes botas, ZAS, en todo el cráneo. Acto seguido aparece un quincy con máscara de luchador y unas pintas que parecía sacado de la WWE a "cortarles el rollo" Nöd le reprocha que el shinigami estaba a punto de usar su bankai y podría habérselo robado fácilmente si no hubiera aparecido. El otro se limita a contestar que pensaba que solo los capitanes podían usar en bankai. Como dijo Äs Nod, podría haberse leído el informe y tal antes de venir...


    Ante todo este panorama, volvemos a ver a Byakuya. 
Cubierto totalmente de sangre, mutilado, apenas con las fuerzas para agarrar su espada. 
No hace falta decir que una parte de mi alma me abandonó con esta imagen. 
<<Renji...>>
<<Rukia...>>
Susurrando en nombre de sus "personas importantes"
Morí. 



Me equivocaba.
AHORA SÍ QUE ME MORÍ. 
Esto no podía ser cierto. 
Byakuya, el tipo más frío de toda la Sociedad de Almas, pidiendo perdón y después, cayendo con ya ningún brillo que denotara vida en sus ojos. 
Muerto.
¿Muerto?
No, por favor, esto no puede estar pasando, ¿por qué eres tan cruel, Tite Kubo-sama?
En esta parte yo ya tenía las lágrimas en los ojos. 


 Yo seguía sin superar el shock, y que volvieran a cambiar de escenario me dejó confusa porque mi cerebro todavía no era capaz de procesar como es debido. Lo primero que vi fue una brecha en la pared y una explosión de sangre en ella. Debo de reconocer que el gorismo de Tite Kubo me encanta.                                                          Después viene lo que considero la primera imagen agradable de todo el capítulo. Ese quincy buenorro con melena rubia. Desde que lo vi por primera vez me dejó loca. Es que como cojones puede estar tan bueno!!! Eje, ejem. Este es un capítulo extremadamente traumatizante, duro y que me marcó, pero es que no puedo pasar de largo sin decirle a este bishonen rubiales:                                                    


QUIERO UN HIJO TUYOOO                                        
 Continuemos.                                                                                 
Este tipo que me hace perder la compostura estaba hablando con alguien. 

<<Byakuya Kuchiki ha muerto>> 
<<Ya veo>>

Estaba hablando con el jefazo de los quincys. Su majestad. El rey.           
Ya sabía yo que este tenía que ser alguien importante. 

Entonces

Ambos, rey y melenitas buenorro sienten un fuerte reiatsu de instinto asesino acercándose.

Y con esta imagen nos despide el capítulo:

                                        

 Vamos a ver, si ya sabía yo que Kempachi iba a ser el primero en cargarse a un quincy, pero no pensé que estos fueran tan fuertes como para matar a Byakuya (lloro T.T) 
Eso me lleva a pensar que Kempachi Zaraki, capitán de la 11ª división, es muchísimo más bestia de lo que hubiera pensado!! O.O 




Hasta aquí este trágico capítulo. Llorad a gusto mientras esperais por el 503.







No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.